Siempre joven

Seguidores

lunes, 10 de enero de 2011

Fy#4

Supongo que, en el fondo, todos nos queremos un poquitín más de lo que decimos. Algunos más y otros menos. Quizás nunca lleguemos a saber lo mucho que nos apreciamos, y lo que seríamos capaces de hacer unos por otros si fuera necesario. Pero nunca, jamás, debemos subestimarlo.

A veces, en la vida, surgen grandes acontecimientos; grandes situaciones enmarcadas en pequeños momentos. Pequeños detalles que convierten un día, por una única razón mínima y casi inimaginable, en algo especial*
Una sonrisa justo cuando la necesitabas, el beso que tanto esperabas, la lluvia oída desde la cama, aquellos ojos que te miran, una llamada, la risa que te provoca dolor de barriga, llorar de alegría, sentirte bien entre ellos, o esas palabras...sin más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario